Browsing Tag

conservación de alimentos

NutriConsejos

Resolviendo dudas (I): Conservación de alimentos, los huevos y la descongelación

18 mayo, 2020

El lunes 27 de abril hice un directo en mi cuenta de Instagram para hablar sobre las temáticas de las que trata mi libro “Pon orden en tu cocina”. Previamente pedí a los seguidores que me hicieran llegar sus dudas a cerca de cualquier tema de los que hablo en el libro.

A pesar de que puse todas las temáticas que trata el libro:

  • Planificación de menús semanales y alimentación saludable.
  • Lista de la compra y proceso de compra.
  • Orden de despensa, congelador y nevera.
  • Durabilidad de los alimentos y productos en cada espacio.
  • Cómo conservarlos para incrementar la vida útil del alimento y su seguridad.
  • Manipulación de alimentos.
  • Limpieza / desinfección de despensa, nevera, congelador…
  • Orden en la cocina.

… al final la higiene, conservación, manipulación y vida útil de alimentos fueron los más demandados.

A continuación os comparto las preguntas que me hicisteis llegar y su respuesta, no es lo mismo que hicimos en el directo porque fue mucho más visual y dinámico, pero así quedan en algún lugar donde podáis recordarlas.

1 ¿Cuántos meses se conserva el pan congelado?

Según la propuesta del documento “Extensión de la fecha de consumo de los alimentos, criterios para el aprovechamiento seguro” de la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria (ACSA), la fecha límite son 3 meses.

Si tienes alguna duda más sobre cuánto dura alimentos todos aquellos alimentos que se congelen frescos o tengan una fecha de consumo preferente y no de caducidad, y no sepas hasta cuánto tiempo se aconseja extender su vida útil, te recuerdo que encontrarás todas las fechas en este post.

2 ¿Cuánto se conserva un huevo duro en la nevera? ¿Con o sin cáscara?

Un huevo duro (es decir, hervido) debe conservarse 1) con cáscara 2)en un envase de cierre hermético. La duración de su vida útil es 1 semana.

La cáscara del huevo, al cocerlo y alcanzar (segurísimo) una temperatura superior a los 100 grados durante varios minutos, hemos fulminado la Salmonella junto con otras bacterias.

Sin embargo nuestra nevera no es estéril, no hay riesgo 0, pueden haber envases, restos de alimentos o suciedad que hagan que fluya una cierta carga de bacterias a través del aire frío que circula por la nevera.

Así que la recomendación es que, aunque esté cocido, se siga conservando en un envase bien cerradito, y si se guarda con cáscara mejor porqué le hará de segundo envase protector.

Al tenerlo tan cuidado y protegido, no habrá riesgo de contaminación. Podremos pelar ese huevo con nuestras manos limpias (eso siempre) y comerlo fresco directamente sin tenerlo que volver a calentar.

Si lo conservásemos sin cáscara  y desprotegido en la nevera, tendríamos que volver a calentarlo a una temperatura mayor de 75 grados para asegurarnos de matar a las bacterias que lo hayan podido contaminar.

3 ¿Si descongelo las fresas y hago helado, puedo volver a congelar?

Sí, sin problema. Se puede hacer un helado o sorbete con unas fresas que hayas congelado y después volverlas a congelar.

Si solo utilizas frutas, y son frutas tan ricas en agua, puede quedarte con una textura de hielo muy fuerte. Añadir algún producto que le aporte algo de grasa puede hacer que quede mejor, como por ejemplo yogur griego.

Helado de fruta congelada

Sorbete de frutos rojos

4 ¿Cómo conservar las fresas?

Pueden lavarse ya limpias y desinfectadas (con Amukina o lejía apta para desinfección de agua de bebida) o bien sucias. De todos modos, siempre deben estar en un envase de cierre hermético por tres motivos:

1) Si están sucias, para evitar que contaminen otros alimentos y si están limpias, evitar que se vuelvan a contaminar.

2) La fresa es una fruta muy sensible y de tipo no climatérica. Es decir, cuando se recolecta, se coge cuando está en su punto máximo de maduración. Una vez separada de su planta, no sigue madurando.

Las frutas de este tipo, en especial el kiwi y las fresas son supersensibles, pueden verse afectadas y estropearse antes en consecuencia de estar en contacto con las frutas de tipo climatéricas.

Las frutas climatéricas, son la manzana, tomate, mango, melocotón, albaricoque, papaya, aguacate… al contrario de las no climatéricas, son frutas que se cogen “verdes” o inmaduras, porque tienen la capacidad de madurar ellas solas una vez separadas de sus plantas. Durante el proceso de maduración generan gas etileno, que puede alcanzar las frutas no climatéricas y hacer que se estropeen antes.

3) Por un tema de orden, todas las frutas que son pequeñas os desaconsejo dejarlas libremente por el cajón de las frutas.

5 ¿Recomiendas envasado al vacío? ¿Como conservar en el congelador? ¿Con film?

El envasado al vacío es una buena opción para:

1) Reducir la supervivencia de las bacterias aerobias (que necesitan oxígeno para vivir). Pero recuerda que existen de tipo anaerobias que pueden sobrevivir y multiplicarse sin oxígeno.

2) Evitar la contaminación cruzada ya que, para sostener el vacío, tiene que estar cerrado herméticamente.

3) Congelar con este sistema evitamos quemaduras en alimentos.

Sin embargo, se produce un gasto de plásticos importante si utilizamos esta técnica con mucha frecuencia.

Mi recomendación es envasar, ya sea para guardar en la despensa, en la nevera o en el congelador materiales reutilizables como:

– En un tupper de cierre hermético.

– Envases de silicona que cierran herméticamente.

Envase de silicona reutilizable.

Envase sostenible de silicona, reutilizable y de cierre hermético.

– Tapas elásticas / extensibles de silicona.

-Tarros de vidrio reutilizables. Como por ejemplo este que en su origen era una conserva:

Envase reutilizable de vidrio

Envase reutilizable de vidrio de cierre hermético

Hablar de la congelación de un producto envasado al vacío, podríamos decir que es casi lo contrario que envasar con film o papel de plata. Estos materiales no protegen bien los alimentos, quedan muchos huecos por los que se puede fastidiar el alimento o bien por quemaduras del frío o por contaminación (de otro envase, suciedad del congelador, etc).

Desaconsejo usar el papel de plata o de film como material para proteger un alimento y conservarlo en la nevera o en el congelador. Pueden utilizarse para aislarse si después se guardan en un tupper.

6 ¿Porqué si los huevos en el super no están en frío hay que conservarlos en la nevera en casa?

El huevo es un alimento muy fresco, lo compramos poco después de la puesta y son muy sensibles.

Si comprásemos los huevos en la nevera del supermercado, a lo largo del transporte de esa nevera hasta la caja del super, y de ahí hasta casa, la temperatura del huevo subiría produciendo condensación de agua tanto en el exterior como el interior del huevo.

Recordad lo que siempre os digo, la salmonella está en todos los huevos, y le encanta la temperatura ambiente y el agua.

Esta condensación de agua producida por el cambio de temperatura, más el hecho de estar a una temperatura ideal para la multiplicación bacteriana, puede incrementar exponencialmente la multiplicación de la Salmonela. También puede acortar la vida útil del huevo y hacer que se pudra antes.

Condensación de agua fuera y dentro del huevo, mayor actividad de agua, incrementa el crecimiento bacteriano. Mas peligroso, que se pudra antes.

7 Dulces caseros saludables. Almacenamiento y tiempo de conservación.

Dependerá del dulce casero, pero si lleva huevo o leche debería ir a la nevera, bien cerradito, y consumir en 1-2 días.

8 Congelar y descongelar alimentos.  

Ya he comentado los envases ideales para congelar alimentos.

Si compramos un producto fresco, como pescado, carne o marisco y queremos consumirlo más allá de los próximos 2 días, deberíamos congelarlo al momento. Si tardamos un día en congelarlo, deberíamos asegurarnos una buena cocción y superar los 75 grados en el interior del alimento para que sea lo más seguro posible.

Para descongelar los alimentos, tenemos varias opciones. Os comento de la mejor opción a la peor:

La mejor manera de descongelar: en la nevera, eso si, con previsión.

La forma ideal y más segura de descongelar un alimento es dejándolo en la nevera unas horas antes (dependerá del peso del alimento, requerirá más o menos tiempo).

Al estar a temperatura de nevera, permite que se descongele y pierda la estructura del hielo, sin llegar a una temperatura en la que las bacterias puedan multiplicarse.

La mejor manera sin previsión: el microondas.

El microondas permite descongelar de forma muy rápida, por lo que aunque llegue a una temperatura ambiente o superior, la llega a alcanzar en tan poco espacio de tiempo que el nivel de seguridad es alto.

Para descongelar al microondas, retirar el alimento del envase (¡a no ser que indique lo contrario!) y en un plato descongelar en modo “descongelación” o a baja potencia.

Mi recomendación es ir poniendo de minuto en minuto o cada dos como mucho e ir dando vueltas al alimento, ya que la parte exterior es la que más rápido se descongela y así evitamos que se la parte interna quede congelada y la parte externa se cueza.

La casi-peor manera de descongelar: Bajo el agua del grifo.

Es otra de las opciones, incluso alguna asociación de seguridad alimentaria la contempla, sin embargo nunca es la preferida.

Con el alimento cerrado en una bolsa de congelación (de un solo uso de plástico o reutilizable de silicona) poner bajo el agua del grifo y que ésta esté fría, no caliente.

El problema es que se pierde gran cantidad de agua por el tiempo que puede necesitar este tipo de descongelación.

La peor manera de descongelar: A temperatura ambiente, sobre la encimera de la cocina.

El alimento congelado va desprendiendo agua muy poco a poco, y el alimento está con mucha humedad, a temperatura ambiente y durante mucho rato.

Así que esta es la manera menos segura de descongelar los alimentos.

Espero que os haya resultado útil ¡Hasta pronto!