NutriConceptos

De mito en mito I

25 Febrero, 2016

Hoy “MITOca” desmentir algunas creencias populares acerca de la alimentación saludable. ¿Por qué? Muchísimas personas que se aferran a algunas creencias con el fin de poder comer alimentos perjudiciales para la salud.
Alguna vez te has dicho “¿A que hay que comer un poco de todo?” o “Un día a la semana no pasa nada ¿verdad?”, el post de hoy es para ti, pero aviso YA NO HABRÁ EXCUSA QUE VALGA.

excusa

¿De todo un poco?

Imagínate que vas a comprar al supermercado con la idea de comer de todo un poco. Al llegar encuentras que el 85% de su extensión lo ocupan productos que dañan nuestra salud. Comer un poco de todo significaría un sinfín de enfermedades y dolencias y un aumento del riesgo de mortalidad.
Incluso en una dieta saludable no hay cabida para este concepto. Si todos los alimentos que comiéramos fueran sanos, por ejemplo todo el día comiéramos frutas y verduras únicamente, nos faltarían nutrientes empezando por la proteína. Nos conduciría a una desnutrición.
Y todavía hay más, en una dieta equilibrada tampoco podemos comer un poco de todo. Aunque las proporciones de vitaminas, minerales, fibra, hidratos de carbono, proteínas… sean los que necesita nuestro organismo, podríamos aportarlos a través de alimentos insanos, como por ejemplo las proteínas de embutidos o la fruta en almíbar.

Comer un poco de todo no es buena idea, no es saludable, aunque le queramos adjudicar el mejor contexto e interpretación posible. Por ejemplo, un plato que contenga un poco de arroz, con un poco de champiñones y un poco de pavo NO ES SALUDABLE.

Un menú equilibrado + saludable es el que contiene la mitad de su volumen de vegetales (a excepción de la patata, boniato y maíz), una cuarta parte de hidratos de carbono complejos (mejor si son integrales como el arroz o la pasta integral) y otra cuarta parte de proteína (legumbres sobretodo, pescado, huevos, carne…).
Comer un poco de todo… dista muchísimo de ser lo mejor.

Un día a la semana puedo ¿no?

Qué mejor forma de explicarlo que con la típica situación en consulta:
– Aunque el croissant sea un alimento insano, algún día me puedo comer uno ¿no?
– Lo mejor es evitarlo, pero algún día te lo puedes permitir.
– ¿El domingo?
– Ok. Para empezar dejaremos un croissant el domingo, pero recuerda que contiene muchísimos azúcares y grasas que perjudican tu salud.
– Vale. ¿Y las patatas chips del aperitivo? ¿Y la cervecita? ¿Y el helado? ¿Y las palomitas del cine? ¿Y el Nesquik del desayuno? ¿Y el bocadillo de chorizo?¿Y la Cocacola? Lo tomo también el domingo, ¿no?
– (Aquí es cuando solo de imaginarlo se me dispara el colesterol y la insulina… es broma).

wtf

whaaaaaaatt???

¡DE ESO NADA!

Come sano, come alimentos de verdad: frutas, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos, semillas, cereales integrales, huevos, pescado, yogures naturales…
Evita los productos procesados, están a rebosar de azúcar, con aceites de muy mala calidad, cargadísimos de sal, y son pobres en vitaminas, minerales y fibra.
Recuerda que las etiquetas y la publicidad (incluso de la televisión) son muy engañosas. Todos se las ingenian para poder coger algo positivo de ese producto y cantarlo como si fuese un buen producto y encajase en una dieta saludable:
“Paté la piara: Hierro para tus hijos”. Si tu hijo come sano, no necesita más hierro, y menos de un producto hipersalado y con tantísima grasa.
“Dinosaurus: avalado por la asociación española de pediatría”. ¿Cómo un alimento que un 21% es puro azúcar va a ser saludable? ¡Aunque lo avalen los intereses del mismísimo papa! Esto no puede ser.
“Special K: con 9 vitaminas y minerales.” Alrededor de un 16% son azúcar y te lo venden como que es riquísimo en vitaminas y minerales. ¿Quieres vitaminas y minerales? Come una ensalada o una pieza de fruta.
Y así podemos estar todo el día.

Evita totalmente el consumo de este tipo de productos, de cereales de desayuno azucarados (la gran mayoría), de carnes procesadas (pavo, jamón york, jamón serrano, fuet…), de bollería (las galletas, incluso las “María” son bollería), salsas, yogures azucarados y “con frutas”, natillas, helados, comida precocinada, patatas chips, refrescos azucarados, bebidas alcohólicas, etc.

Comer sano es la base de una buena salud y de la óptima función de nuestro organismo. No es algo idílico, no es aquello que pocas personas llegan a lograr en la vida, es la base y la esencia, es lo que deberíamos hacer todos, todos los días.

You Might Also Like

7 Comments

  • Reply Laura 14 Abril, 2016 at 6:09 pm

    Qué gusto leer ‘radicalismos’, así es como debe ser y como llega el mensaje. Hay que asumirlo, DESaprender lo aprendido y metido a la fuerza en las cabezas. Por que si ha cambiado la industria y la sociedad… ¿No van a cambiar los consejos en ésta disciplina de la salud? Ya no te puedes fiar de lo que se vende y cae en el plato, porque ya no es el vecino el que ha cazado ese pavo ni mucho menos son las alcachofas de la huerta de Juan, el carpintero. Y vete tú a saber que otro aroma han descubierto en los laboratorios que ya no solo triplica el sabor sino el beneficio por ser más barato.
    Que la sociedad ya ha tenido que soportar muchas consecuencias de discursos llenos de mensajes ‘normalizados’ que luego cubren verdades que van surgiendo de debajo de las piedras y entonces qué… que nos quedamos a cuadros como si no lo hubiésemos visto venir porque preferíamos escuchar ‘música para los oídos’ como representante de la ‘verdad’. Bueno, y aquí lo dejo que me enrollo, pero me gusta mucho lo que escribes y CÓMO lo escribes porque eres una profesional que va de frente. Quien ha estudiado sobre ello e invertido el tiempo eres tú, no nosotros. Es hora de que os escuchemos por encima de lo que manden las industrias y refranes.

    Gracias 🙂

    • Reply Ana Amengual 15 Abril, 2016 at 8:26 am

      Hola Laura, muchísimas gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo, a personas les puede parecer algo extremo, pero es la única forma de que el mensaje llegue y cale como debe hacerlo. Gracias de corazón por tus palabras. Un saludo

  • Reply Ema Calderón 21 Marzo, 2016 at 2:28 pm

    Estimado/a

    Me parece un blog excelente, y un comentario bastante bueno, que hoy en día es muy dificil leer o escuchar. Probablemente el mundo, nuestro mundo, este lleno de personas con enfermedades crónicas y muchas veces esas enfermedades se producen porque nos “permitimos comer de todo en pequeñas cantidades”, existen alimentos que deberíamos de eliminar en lo posible, si de nosotros depende, de nuestra dieta.
    El cuerpo, el cerebro y los órganos no se permiten descansar ningún día, no dicen “hoy es lunes o miércoles por tanto, come de lo que quieras”, no, el trabajo que le hacemos hacer es enorme…
    Nuestra salud es una sola, sin ella no somos nada.

    Saludos

    Ema

    • Reply Ana Amengual 21 Marzo, 2016 at 7:56 pm

      Hola Ema, muchísimas gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo contigo., con el pensamiento de “comer un poco de todo” al final caemos en el exceso y no hacemos ningún favor a nuestra salud.
      ¡Un saludo!

  • Reply sofia 9 Marzo, 2016 at 3:24 pm

    ELIMINAR TOTALMENTE me parece una frase fuerte, no solo comemos para nutrir nuestro cuerpo aunque esto sea importantisimo, somos COMENSALES comemos para reunirnos con amigos, familia, pareja etc, y disfrutar de una rica comida con esas personas también nos nutre, sin importar que vitaminas minerales o macronutrientes hayamos ingerido. Saludos

  • Reply sofia 9 Marzo, 2016 at 3:21 pm

    Me parece que si sos nutricionista y trabajas en pos de la salud no deberias dar este tipo de mensajes, estas demonizando alimentos, las personas que lean esto quedaran totalmente obsesionadas, se prohibiran comer alimentos que no son sanos pero les encanta a fin de que? de que pase una semana y se hagan un atracón de ese alimento. NO DEMONICES, LEGALIZÁ y ayuda para que se coma con moderación. NO HAY QUE ELIMINARLOS.

    • Reply Ana Amengual 14 Marzo, 2016 at 5:27 pm

      Hola Sofía, en primer lugar quiero agradecerte que hayas compartido tu opinión. No he encontrado la palabra ELIMINAR en ninguna parte del texto. Sí digo EVITA TOTALMENTE, porque los debemos evitar y acostumbrarnos a una alimentación que no incluya estos productos.
      No digo que nunca jamás los consumamos, pero sí debemos evitar comprarlos y consumirlos y tomar decisiones más saludables cuando compramos alimentos o vamos a un restaurante.
      Si demonizan los cereales de desayuno azucarados, los yogures azucarados, los postres súperazucarados y la carne procesada, saldrán muuyy beneficiados.
      La moderación es muy relativa Sofía, y cada uno lo interpreta a su manera (y beneficio).
      Lo que no es bueno cuanto menos, mejor.
      ¡Un saludo!

    Leave a Reply

    13 + dieciseis =