NutriConsejos

Productos y anuncios engañosos

6 octubre, 2016

La industria alimentaria nos está enfermando. Nos venden productos con muchísimo azúcar y otros ingredientes baratos de pésima calidad con efectos muy negativos en nuestro organismo. Los hacen atractivos, con un buen mensaje en el envase y un atractivo anuncio publicitario. ¿Este tipo de producto aparece ocasionalmente? No, vivimos con ello: forman parte de la mayoría de anuncios publicitarios y ocupan el 70% de los supermercados.

Siempre os digo que hay que comer más alimentos y menos productos alimenticios. Pero claro, si vas al supermercado o enciendes la televisión, encontrarás envases y anuncios que te mostrarán productos de inocente apariencia llenos de tentadoras promesas pero perfudiciales para tu salud.

Es normal que te preguntes: ¿cómo es que pueden manipular la verdad en las etiquetas y en los anuncios? ¿Es legal? Desgraciadamente, la mayoría sí.

Es el pan de cada día, vivimos rodeados de mensajes maquillados y manipulados, juegan con la pésima legislación que tenemos en España en referencia a la publicidad y al etiquetado de productos alimenticios: pueden vendernos cualquier cosa con casi cualquier mensaje o promesa.

Os aviso que el marketing y la publicidad alimenticia no tienen ninguna compasión por nadie, ni por los bebés ni por los más mayores. De hecho, muchos se aprovechan del clásico temor: nos falta algún nutriente para estar sanos. Para solventarlo, fabrican productos basura repletos de azúcar con alguna vitamina, la cual lucen en sus mensajes y anuncios para hacerte creer que con estos lo erradicas. Esto sucede con productos infantiles, suplementos, productos enriquecidos, bebidas energéticas, etc.

No deberíamos basar la alimentación de nuestros hijos en productos pensados sólo para niños, aunque digan que es “nutritivo” y que se divertirán tomándolo. Cuando te dicen esto CUIDADO, no te fíes y mira la etiqueta para comprobar qué lleva el producto.

Que aparezca un bebé en el envase no quiere decir que tu bebé deba tomarlo, no lo necesita. De hecho, cuantos menos productos comestibles le des mejor será para su salud.

Te recomiendo este vídeo de Aitor Sánchez, dónde veréis que éstos productos de malísima calidad y muy perjudiciales para la salud nos pueden acompañar a lo largo de toda una vida por culpa de la publicidad: https://www.youtube.com/watch?v=TVImPgsaSa8

Hoy quiero “cambiaros las gafas” para ver la publicidad y los envases con otros ojos.

Mi intención no es que os quedéis con las marcas ni con los productos, si no que despertéis vuestro espíritu crítico y dudéis de todos los anuncios y mensajes porque constantemente “nos la están colando”.

Analicemos un par de anuncios:

MERITENE NEUTRO

Meritene neutro

Aquí tienes la composición nutricional del producto:

Meritene

Un sobre de Meritene sabor neutro tiene 9 gramos de azúcar (¡y el Meritene batido sabor fresa tiene 51!), lo que proporcionalmente equivale aproximadamente a dos terroncitos de azúcar o más de un sobre (el Meritene batido sabor fresa casi 6 terroncitos). Es bastante, considerando que se trata de un producto pensado para mayores, los cuales ya suelen tener problemas de sensibilidad a la insulina o diabetes.

En el anuncio aparece una imagen haciendo referencia a las proteínas y un texto diciendo que es importante para mantener la masa muscular. Justo debajo, aparece lo que les permite decir esto: El calcio y la vitamina D. Según la normativa estos dos micronutrientes contribuyen al funcionamiento normal de los músculos.

Quiero añadir que la alimentación de la población en general no es carencial en proteína, es precisamente al contrario.

Sí es cierto que las personas mayores pueden tener problemas al masticar fuentes de proteína fibrosas como la carne o el pescado y esto puede suponer un riesgo. Pero hay muchos más alimentos para asegurarnos un correcto aporte de proteínas.

MERITENE JUNIOR

No es la primera vez que Meritene se las da de “El gran salvador de los desnutridos”. También está el caso de los niños que no quieren comer verduras. En este artículo encontraréis qué pasó con el anuncio y como tergiversaron el mensaje.

Al final, retiraron el anuncio porque hubo un gran movimiento en contra, pero el mensaje del producto sigue siendo el mismo.

BARRITAS DE CHOCOLATE NEGRO SACIALIS/SARIALIS

Un 39% del producto es puro azúcar.

Sólo 99 calorías, pero provienen de azúcar, manteca y mantequilla en gran parte.

Las calorías ya no son una referencia fiable, lo importante es la calidad de los ingredientes y qué efecto tienen en tu organismo.

  • El azúcar es el ingrediente con mayor índice glucémico, compone casi la mitad del producto y aun así se lo permiten. Sí señor, con un par: “Sacialis, por su bajo índice glucémico ayuda a calmar tu apetito por más tiempo”.
  • En el anuncio solo ves las 99Kcal y una chica con buen tipo comiendo la barrita. Es un mensaje totalmente destinado a mujeres y sobre todo a aquellas que quieran tener un buen cuerpo (y comiendo chocolate negro, que bien). Lo que no saben es que con cada barrita toman más de un sobre de azúcar con grasas saturadas.

¿Has visto algún otro anuncio engañoso o que el producto no sea tan bueno como lo pintan? Compártelo en Facebook y etiqueta a @biografiadeunplato para poder compartirlo.

¡Hasta la semana que viene!

 

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Mariona 6 octubre, 2016 at 10:19 pm

    Hola,
    Me llamo Mariona y quería hacerte una consulta aunque no tiene nada que ver con el post…
    Siempre hablas que el embutido tipo pavo, fuet, etc es insano, pero me gustaría saber en el caso, por ejemplo, del jamón serrano a qué proceso está sometido o si también es igual de insano y el motivo.
    Yo soy vegana, así que no tengo problema con ello, pero es para informarme sobre el tema.
    Muchas gracias!!!

    • Reply Ana Amengual 8 octubre, 2016 at 7:15 pm

      Hola Mariona, el jamón serrano es igual de perjudicial e incluso el ibérico ya que tiene la sal, el hierro hemo y los nitratos (agentes que aumentan el riesgo de cáncer). Es cierto que éste contiene grasa de mejor calidad que otros embutioas, pero sigue sigue siendo carne procesada y por lo tanto, cuanto menos, mejor.
      ¡Un saludo!

    Leave a Reply

    17 − 15 =