¡Oído cocina!

Snacks saludables

28 Enero, 2016

Ya están aquí los snacks saludables que te ayudarán a prevenir los picoteos o bien saciar el apetito en esos momentos de crisis en los que necesites llevarte algo a la boca.

Te presento 4 opciones muy saludables, rápidas de preparar y fáciles de conservar para ir picando o poder llevártelos a la oficina.

Opción 1: Porridge para tomar en casa o en la oficina.

Ingredientes: avena y bebida de arroz. Puedes añadir semillas, frutas, canela o cacao por ejemplo.

Avena y bebida de arroz

Avena y bebida de arroz


Lo he hecho con bebida de arroz para innovar ya que no suelo tomarla, pero puedes hacerlo con leche o la bebida que quieras (teniendo en cuenta su composición). Si decides hacerlo con bebida de arroz, te recomiendo que mires los ingredientes en las etiquetas ya que he encontrado que muchas marcas añaden aceite de girasol o mucha sal.

He reutilizado un bote de conserva de cristal para hacer bastante cantidad y conservarlo mejor. También es lo más recomendable si quieres llevártelo a la oficina.

Primero, echa la avena.

Primero, echa la avena.

En primer lugar he añadido la avena sin llenar el bote completamente, ya que absorberá la bebida de arroz y se inflará. Tras añadir la bebida de arroz puedes calentarla al micro para comerla al momento (entonces usa una taza, no hace falta un tarro de conserva), o bien dejarla en la nevera para consumir en frío o tomarla más adelante.

Porridge listo para tomar o guardar.

Porridge listo para tomar o guardar.

Si te gusta y decides consumirlo habitualmente, puedes hacer la mezcla por la noche, dejarla en la nevera y llevártela al trabajo a la mañana siguiente para desayunar o merendar (consérvalo en la nevera si lo vas a tomar por la tarde, ya no puede estar más de dos horas fuera de ella).

Puedes tomarlo tanto frío como caliente.

Opción 2: Fruta

Ingredientes: fruta, fruta y fruta.

Escoge la fruta que más te guste.

Recuerda que debemos consumir 5 raciones de frutas y verduras al día. Para ello tenemos que incluir vegetales tanto en la comida como en la cena y 3 piezas de fruta al día.

Una ración de fruta tiene el tamaño de una manzana o una naranja. Lo ideal es tomarla entera, para aprovechar al máximo sus vitaminas y evitar que se oxide, pero si buscas practicidad puedes cortarla y guardarla (puedes añadirle zumo de naranja para reducir la oxidación, tipo macedonia) o bien hacerte unos pinchos de fruta que son muy prácticos para tomar fuera de casa.

Blog (1 de 1)-7

Fruta para llevar en un tupper a la oficina.

Fruta en pinchitos, muy cómodo y apetecible.

Opción 3: Yogur bien cargado.

Ingredientes: Yogur natural con fruta, semillas, cereales (de verdad, no manipulados) o frutos secos. Si quieres endulzarlo añade canela.

Es importante que el yogur sea natural. Los yogures con frutas y cereales tienen mucho azúcar (¡mira las etiquetas!) y se semejan más a un postre dulce (de los que se deben comer esporádicamente) que a un yogur.

Aquí tienes algunos ejemplos: Yogur natural con granada, mezcla de semillas de Biográ (semillas de girasol, semillas de sésamo, semillas de calabaza, semillas de lino, nueces y semillas de amapola), avena y nueces.

Blog (1 de 1)-12

Yogur bien cargado de fruta, semillas, avena o nueces.

Si quieres llevártelo a la oficina, puedes llevar el yogur y lo que quieras añadir en una bolsa de congelación o papel de plata. Si quieres consumirlo habitualmente llévate la bolsa con semillas, avena o frutos secos a la oficina para ir añadiendo a los yogures.

Opción 4: Paté de alcachofa

Ingredientes: 5 alcachofas (frescas o congeladas), dos dientes de ajo, una cucharada de aceite, un poquito de pimienta, una pizca de sal y pan o tostadas para acompañar.

Alcachofas frescas.

Este snack no es tan rápido de preparar, pero sí puedes hacerlo un día y conservarlo para ir tomándolo. Puedes hacerlo de cualquier vegetal, por ejemplo con garbanzos (hummus) o paté de setas.

En primer lugar he cortado los tallos y un par de dedos de la parte superior de la alcachofa, quedando de esta manera:

Blog (1 de 1)-11

Alcachofas cortadas.

Después he quitado las hojas más verdosas y duras hasta llegar a las blanquecinas y blanditas y las he puesto a hervir  a cuartos con dos dientes de ajo durante unos 20 minutos (hasta que la alcachofa estaba muy blanda). He hervido el ajo para que quedase suave, si te gusta mucho el ajo puedes añadirlo en crudo.

Con el minipimer he triturado las alcachofas con los ajos, la cucharada de aceite, la pimienta y la sal. Para que aguante mejor y potenciar el sabor añade un chorrito de limón.

Igual que el porridge, reutiliza los tarros de conserva de vidrio para conservar el paté en la nevera y coger cuando te apetezca o poder llevártelo  con unos biscotes o bastoncillos a donde quieras.

Blog (1 de 1)-13

Paté de alcachofas en un biscote de cereales.

¿Tomas un snack saludable diferente y quieres compartirlo? ¡Envíame la receta a nutrimail@biografiadeunplato.com y la compartiré con todos los seguidores!

¡Os deseo un feliz fin de semana!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

dos × 4 =