NutriConsejos

Este verano solo refrescos saludables.

13 Julio, 2016

¿Qué entendemos por refrescos? ¿Qué problemas de salud podemos tener debido al consumo habitual de refrescos? ¿Podemos tomar los que son light o zero?  ¿Cuál es la mejor opción? ¿Existen los refrescos saludables?

Según la RAE, un refresco es una bebida fría o del tiempo. Sin embargo, ya no entendemos que una limonada o un vaso de agua fría con limón pueden ser buenas opciones de refrescos, si no bebidas de sabor dulce y con gas que vienen en lata o botella.

Fanta, Aquarius, Coca-Cola, Nestea,  Tónica, Vichy Catalán, Trina… Te invito a dejar de comprarlos (inmediatamente) y a descubrir el mundo de los refrescos caseros saludables.

¿Qué problemas de salud podemos tener si consumimos refrescos?

Si me sigues en Facebook, seguro que ayer no te perdiste esta interesantísima publicación que habla de un estudio publicado en el Journal of Nutrition realizado con 1.868 personas entre 55 y 80 años. En él se concluye que “Beber más de cinco vasos por semana de bebidas azucaradas o edulcoradas, incluidas las bebidas light y los zumos de fruta, aumenta la obesidad abdominal, la hipertensión arterial y los niveles de triglicéridos en sangre, y reduce el colesterol bueno.”

Sí, sí, las bebidas light o zero también están en el pack tal y como os comenté en el post anterior. De hecho, éstas aumentan en un 43% el riesgo de padecer síndrome metabólico y las azucaradas un 74%.

La relación con bebidas azucaradas está clara, el consumo frecuente de unas cantidades tan grandes de azúcar perjudican la salud, pero ¿Por qué las bebidas light también se asocian a un aumento del riesgo de padecer obesidad?

Tal y como os comenté la semana pasada, creemos que el problema del consumo de refrescos zero o light está en que su sabor no deja de ser dulce, lo que repercute en nuestros hábitos. ¿Por qué? Muy sencillo, acostumbran a nuestro paladar a un sabor muy dulce, alterando nuestra capacidad de saborear alimentos saludables como frutas y verduras, facilitando la elección de alimentos más palatables ricos en azúcar, grasas y sal.

Por lo tanto, la culpa no sería tanto de ese refresco como de los hábitos que nos pueden llevar a adquirir a consecuencia de su dulce sabor.

¿Cuál es la mejor bebida?

El agua siempre es la mejor opción. Igual que no necesitamos azúcar, no necesitamos gas y si quieres cafeína tómate un café con hielo (refresco “cafeinado” casero más saludable que la Coca-Cola) o un té con hielo (también casero, nada de Nestea ni otras opciones, mira la etiqueta y te sorprenderás de la cantidad de azúcar que llevan).

¿No tienes tiempo para preparar un refresco casero?

Yo suelo tomarme un vaso de agua con hielo con un zumo de media lima y a veces le rallo jengibre.

¿Tienes tiempo para elaborar un refresco casero?

A continuación tienes otras opciones de refrescos saludables más elaboradas.

Bebida refrescante de tomate, sandía y albahaca

Refresco de tomate, sandía y albahaca

Ingredientes: 3 tomates, media sandía pequeña o un cuarto de una grande y albahaca.

El día antes…

Paso 1: Lava el tomate, pélalo, quítale el corazón y pártelo en cuartos.

Paso 2: Corta la sandía en trozos pequeños.

Paso 3: Pon los trocitos de tomate en una bolsa de congelación y la sandía en otra. ¡Y al congelador!

El día que lo vayas a tomar…

Pon en una batidora el tomate congelado con hojas de albahaca limpias (más o menos hojas en función de tu gusto) y tritúralo todo. Después añade la sandía y vuélvelo a triturar todo.

Queda como un granizado de gazpacho dulce. Muy rico.

Bebida refrescante de limón y menta

Refresco de limón y menta

Ingredientes: Limones, menta y hielo. Para un vaso como el de la foto: 2 limones, 4 hojas de menta, 2 cubitos.

Paso 1: Pela el limón, quita toda la parte amarilla y blanca y añade los trocitos en la batidora para que quede con pulpa.

Paso 2: Lava las hojas de menta (las que quieras) y añádelas.

Paso 3: Añade un par o 3 cubitos de hielo (según si lo quieres más o menos ácido) a la batidora y tritúralo todo junto.

Es un granizado de limón, aviso que es bastante ácido, te tiene que gustar el limón. ¡Bienvenido al sabor de las bebidas sin azúcares añadidos! Si lo quieres menos ácido pon menos limón y más agua.

Bebida refrescante de coco

Bebida refrescante de coco

Ingredientes: Un vaso de agua, un vasito pequeño de agua de coco y 3 cucharadas de carne de coco.

Paso 1: Abre el coco y extrae la carne. Lávala bien y quita los restos duros de cáscara que puedan quedar.

Paso 2: Añade el agua, el agua de coco y la carne en la batidora con un par de cubitos de hielo y tritúralo todo.

Igual que os dije en el post de aderezos saludables: ¡Imaginación al poder!

¿Se te ocurre algún otro refresco saludable? ¿Sueles hacerte alguno que está delicioso y lo quieres compartir? Envíame una foto con la receta a nutrimail@biografiadeunplato.com y la compartiré.

¡Hasta la semana que viene!

Si quieres recibir el próximo artículo en tu correo, ¡Suscríbete en el menú lateral!

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply Eli 15 Septiembre, 2016 at 8:02 pm

    Hola, Ana!!

    Lo primero es decirte que me encanta tu blog, llevo media tarde enganchada leyéndote! En casa estamos cambiando de hábitos, y en el tema de los refrescos…me gustaría saber qué opinas sobre la gaseosa tipo La Casera, ya sé que no deja de ser un refresco, pero como pone cero azúcares…a lo mejor nos la están metiendo floja por otro lado jejeje

    Muchas gracias! Saludos!

    • Reply Ana Amengual 16 Septiembre, 2016 at 4:00 pm

      Hola Eli! Muchísimas gracias por tu mensaje. Enhorabuena por tomar la decisión de cambiar de hábitos. Yo os recomendaría beber agua y sustituir totalmente los refrescos. Es cierto que la “Gaseosa cero azúcares” no lleva azúcar, ya que los ingredientes son: Agua carbonatada, acidulante (ácido cítrico, edulcorantes E-954 y E-952) y aromas.
      Siempre es mejor tomar agua. El problema de seguir tomando habitualmente refrescos (aunque sean cero), es que nunca se pierde la tendencia por el sabor dulce y siempre nos costará hacer opciones más saludables y que no sean tan azucaradas.
      Como verás en este post , en el cambio de hábitos hay un cambio en la palatabilidad de los alimentos. Es importante despegarse del dulce y lo edulcorado y recuperar el sabor de las cosas tal cual. Bebiendo sobretodo, agua.

      Un saludo!!

  • Reply Patrick 18 Julio, 2016 at 6:33 pm

    Gracias. Pues nada, reeducación.
    Un saludo.

  • Reply Patrick 17 Julio, 2016 at 7:09 pm

    Hola, al leer me ha surgido una duda ¿endulzar con miel cruda (todos los cafés me los tomo con miel) se considera «bebida azucarada» y por lo tanto perjudicial? Tomo como 3 cafés al día como una cucharada miel cruda de azahar o romero.

    • Reply Ana Amengual 18 Julio, 2016 at 9:23 am

      Hola Patrick,
      sí, la miel es un producto azucarado. Alrededor de un 85% de la miel es puro azúcar, así que cada cucharada de miel es prácticamente equivalente a una cucharada de azúcar. Un saludo.

    Leave a Reply

    3 × 4 =