NutriConceptos

¿Tu salud es una moda?

13 Abril, 2016

La alimentación ha pasado de ser una necesidad básica a seguir tendencias, modas, personas/personajes que nos dicen lo que debemos y lo que no debemos comer, blogs sobre alimentación de cualquier tipo, productos raw, bebidas con zero azúcares, suplementos para casi todo, etc.

¿Nos hemos aburrido de la alimentación de toda la vida? ¿Quién decide las nuevas tendencias? ¿Necesitamos todos estos productos? ¿Qué esperamos de ellos? 

superalimentos

En la presentación que Julio Basulto, Carlos Casabona y Carlos González hicieron sobre el libro “Tú eliges lo que comes” en Barcelona, se planteó esta cuestión y me hizo reflexionar: ¿Qué empuja a las personas a buscar algo más allá de una alimentación normal y corriente?

¿Por qué existen las tendencias y modas alimentarias?

Quizás, como todo cambia, los alimentos por si solos ya nos parecen vulgares y sin ningún poder sobre nuestra salud porque “son lo de siempre” y todavía no hemos visto ningún milagro. Es posible que se hayan juntado el hambre con las ganas de comer, es decir, nuestra necesidad de buscar algo milagroso en alimentos exóticos y diferentes y la manipulación de nuevas empresas alimentarias con falacias como “debemos limpiarnos, depurarnos, detoxificarnos…”, “tomar un alimento nos irá bien para X (un problema común), “si eres deportista cuanta más proteína tomes, mejor”… Han creado un concepto fácil de creer, han generado una necesidad, lo que supone una gran oportunidad de negocio:

industria alimentaria

“La panacea milagrosa que “nos limpia” “nos depura”, “resetea nuestro organismo”, “nos hace mejores por dentro y por lo tanto también lo seremos por fuera” no existe, la han inventado.”

Es decir, ¡marketing, marketing y marketing! ¿Eres diabético? ¡No hace falta que comas de forma saludable! Te damos galletas, natillas y flanes bajos en azúcar, los puedes tomar sin problemas, están hechos exclusivamente para ti. Lo exótico es más sano, “no está manipulado” y es más cool, lo traen de muy lejos y lo toman unos de allí que viven cien años. ¡Es supermístico, no te puede hacer daño!

Los hábitos alimenticios definen nuestra salud

Quiero recordar que nuestra alimentación y nuestra salud tienen una relación directa, somos lo que comemos. No seremos más interesantes por hincharnos a salsa de soja y algas, tomar zumos de color del césped no nos hará “estar más limpios por dentro”, echarnos superalimentos en el desayuno y en la comida no nos darán superpoderes, ni tendremos una hidratación saludable a través de Cocacola Zero, etc.

Nuestra salud no sigue tendencias, no estamos más sanos por tomar el zumo más detox, ni viviremos más años por añadir superalimentos.

Lo importante es nuestro hábito, día a día, lo que comemos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, se trata de cubrir nuestras necesidades de macronutrientes (hidratos, proteínas, grasas), de micronutrientes (vitaminas y minerales) y fibra. Tan importante es cubrir nuestras necesidades como obtener todos estos nutrientes a través de alimentos saludables distribuidos en una alimentación equilibrada.

la salud lo es todo

¿Qué pasa si tomo alguno de estos nuevos productos?

¿Qué pasa si me tomo unas bayas de goji u otro superalimento? Te aportará nutrientes, nada que no puedas obtener a través de una alimentación equilibrada y saludable. Te habrás dejado un dineral, eso sí.

¿Qué pasa si un día me tomo un DETOXen un modernísimo bar? También obtendrás nutrientes de toda la mezcla que te hagan de frutas, hierbas, semillas, etc… Pero también te subirá el azúcar en sangre. Nada como tomar la fruta entera y repartir las raciones a lo largo del día. Su digestión y la estructura de la fibra hace que al tomar una fruta, los niveles de fructosa que pasan a sangre estén mucho más regulados. Al hacer un zumo nos saltamos todo esto.

¿Qué pasa si soy diabético y consumo habitualmente productos Diabalance Diet? Sus productos como barritas de chocolate, galletas, natillas, flanes, batidos, etc… No tienen lugar en una dieta saludable para una persona que no tiene diabetes ni tampoco para una persona diabética. Por muy adaptados que estén estos productos, por muy bajos que sean en azúcares, no son productos recomendables porque su consumo desplaza la ingesta de alimentos saludables. Se pueden tomar algún día de forma esporádica, pero no habitualmente.

¿Qué pasa si un día como en un japonés, peruano o vietnamita? ¡No hay problema! Siempre que seas consciente de qué tomas, los nutrientes que te aportan y qué papel tiene en tu dieta (por ejemplo, ten en cuenta su contenido en vegetales). Además de cómo se ha cocinado, con qué aceites o grasas y si su conservación y manipulación ha sido higiénica y segura. Cuidado con los fritos, rebozados, tempuras y alimentos crudos. Los platos de otros países no tienen porqué ser más saludables que los de una dieta mediterránea, pero debemos fijarnos en los alimentos por sí solos y no generalizar. Por ejemplo, unos rollitos de arroz y verduras vietnamitas o un ceviche son más sanos que una pizza.

La inigualable dieta sana y equilibrada

Según la OMS “Una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles, como la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer.” http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs394/es/

Es importante que nuestra alimentación nos aporte todos los nutrientes que necesitamos para que nuestro organismo tenga un funcionamiento correcto y además para prevenir enfermedades. Tal y como comenté en el post anterior, lo importante es el conjunto de nuestra alimentación y que ésta sea saludable, equilibrada, completa, variada, suficiente y segura.

Conclusión

  • ¿Quieres mejorar tu alimentación? Olvídate de tendencias. Tu primera preocupación debe ser que tu alimentación sea saludable y equilibrada.
  • Que el 70% del supermercado sean productos procesados no significa que éstos deban estar en tu dieta. Recuerda que los grandes protagonistas de tu alimentación deben ser las frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, cereales integrales y legumbres.
  • En una alimentación saludable no hay alimentos imprescindibles, sino nutrientes necesarios. Olvídate de los alimentos milagrosos o superalimentos, no los necesitas. Si decides gastarte el dinero en ellos infórmate primero (sobre su evidencia científica) y consulta a un dietista-nutricionista para adaptarlo a tu dieta y evitar posibles riesgos.

Actualizado 17/11/2016.

 

 

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Está de moda comer a la moda. ¿Es siempr | Ley de Vida 14 Abril, 2016 at 3:48 pm

    […] Está de moda comer a la moda. ¿Es siempre mejor lo “nuevo” que lo antiguo? http://biografiadeunplato.com/tu-salud-es-una-moda/ […]

  • Leave a Reply

    3 − 1 =